2 ene. 2013

3 e pico

Quizáis a habitual falta de fame se debe a enchenta de palabras non ditas.
E para pechar, temblores. Sé Feliz por favor.